martes 18 Jun, 2024
spot_img
InicioProductosEl problema del "impuesto rosa" en productos de higiene de género

El problema del «impuesto rosa» en productos de higiene de género

El Impacto Oculto del Impuesto Rosa en Tu Rutina de Belleza

¿Alguna vez has sentido que pagar por tus productos de belleza es más un lujo que una necesidad? No estás sola. En el mundo de la cosmética y el autocuidado, existe un fenómeno económico que golpea directamente el bolsillo de las mujeres: el Impuesto Rosa. Pero, ¿qué es realmente y cómo nos afecta en nuestra vida diaria?

Comprendiendo el Impuesto Rosa

Aunque la industria de la belleza avanza hacia una mayor inclusión y neutralidad de género, la realidad es que todavía existe una segregación marcada por género. Los productos dirigidos a mujeres a menudo se presentan en envases llamativos y aromas florales, mientras que los destinados a hombres prefieren una paleta más sobria. Esta división va más allá de la estética y se refleja también en la etiqueta de precio.

El Impuesto Rosa, o «Pink Tax», se refiere a la diferencia de precios basada en el género que se aplica a productos de uso cotidiano. Es una realidad palpable cuando, por ejemplo, observamos que las maquinillas de afeitar de color rosa suelen tener un costo más elevado que sus equivalentes en azul, a pesar de ser idénticas en calidad y funcionalidad.

Según Chase Bank, las mujeres gastan alrededor de $1,300 adicionales cada año debido al Impuesto Rosa.

El Costo Invisible de Ser Mujer

Este sobreprecio no es un fenómeno nuevo. Desde la implementación del sistema tributario en la década de 1930, los productos femeninos han estado sujetos a este costo adicional. Esto significa que, en promedio, una mujer podría estar pagando miles de dólares extra a lo largo de su vida solo por productos etiquetados como «para ella».

  • Maquinillas de afeitar
  • Productos de higiene personal
  • Servicios de limpieza en seco

El Impuesto a los Tampones, una variante del Impuesto Rosa, incide directamente en productos menstruales, que son considerados esenciales. Sorprendentemente, estos productos están gravados en la mitad de los estados de EE. UU., a pesar de ser una necesidad básica para la salud femenina.

Luchando Contra la Discriminación de Precios

La buena noticia es que hay movimientos que buscan erradicar esta injusticia. Algunos estados, como Virginia e Iowa, han empezado a eximir de impuestos los productos de higiene personal. Además, cadenas de tiendas como CVS Health han tomado cartas en el asunto, reduciendo el precio de los productos menstruales de su marca y asumiendo el costo del impuesto sobre las ventas en algunos estados.

Es un paso hacia la igualdad de precios, pero aún queda mucho camino por recorrer. La concientización es vital, y acciones como las de Alexis, creadora de TikTok y parte del dúo «The Lipstick Lesbians», quien alzó la voz sobre esta disparidad en precios mientras visitaba Target, son fundamentales para impulsar el cambio.

La belleza no debería tener género ni un precio adicional. En nuestras manos está el poder de demandar equidad y apoyar a aquellos que luchan por precios justos. Si este tema resuena contigo, comparte tu opinión y experiencia. Tu voz puede ser el catalizador para un futuro donde el costo de la belleza sea justo para todos.

Sara Alcarazhttps://blogbelleza.es
Redacto y escribo cosas en este blog de noticias sobre Belleza y temas referentes del mundillo de los cosmeticos y las mejores marcas
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Ads -spot_img

Artículos más Populares

Comentarios Recientes

Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner